Prueba, practica, equivócate!!

Hace unos días leí una frase que me hizo reflexionar: “el que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra”, Platón.

En otros post he hablado de la importancia de la formación, de todos los mecanismos y ayudas que existen para el emprendimiento. Ahora hay que ponerlo todo en práctica, empezar a equivocarnos y aplicar todo nuestro conocimiento.

Llegados a este punto es donde un emprendedor debe empezar a sacar de sí mismo lo mejor que lleva dentro (su esfuerzo, su actitud y su perseverancia) para echar adelante su idea o proyecto.

En estos primeros pasos es cuando se debe empezar a sembrar todo ese conocimiento para obtener frutos en un futuro, es cuando vamos a creernos nuestra idea y a luchar por ella.

Sembrado de Soja, Ariel (Buenos Aires). Fuente: Wikipedia

Ya tenemos el Plan de Empresa, sabemos lo que tenemos que hacer y empezamos a ponerlo en marcha. Van pasando los días y vamos avanzando, poco a poco nuestro volumen de trabajo va aumentando y vamos sacando los trabajos hacia adelante. ¿Pero lo estamos haciendo bien? ¿Estamos haciendo lo que planteamos? ¿Cómo lo estamos controlando?

Hay muchos métodos para llevar el control de la actividad de nuestro nuevo proyecto, desde una libreta donde apuntamos las tareas y vamos tachando lo que hacemos hasta la implantación del Cuadro de Mando Integral – CMI (Balanced Scorecar BSC)
El CMI sugiere que veamos a la organización desde cuatro perspectivas, cada una de las cuales debe responder a una pregunta determinada:
Desarrollo y Aprendizaje (Learning and Growth): ¿Podemos continuar mejorando y creando valor?
Interna del Negocio (Internal Business): ¿En qué debemos sobresalir?
Del cliente (Customer): ¿Cómo nos ven los clientes?
Financiera (Financial): ¿Cómo nos vemos a los ojos de los accionistas?

Balance Scorecard. Fuente: Wikipedia

En la figura vemos los dos elementos clave para controlar todo lo que vamos poniendo práctica, los indicadores y las metas.

En cuanto a las metas, hay una frase de la película “El Patriotra” que a mi parecer puede definir cómo debería marcarse las metas a la hora de empezar a caminar con nuestro proyecto: “blanco pequeño error pequeño” (min 6:55).

En lo referido a los indicadores (KPI en su vertiente inglesa) hay mucha literatura al respecto, pero como he mencionado antes, a mi parecer los indicadores tienen que ser pocos, representativos, entendibles y fáciles de medir.

Y ahora a empezar a probar, practicar, equivocarnos y volver a probar!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s